¿CUÁNDO SE DA EL CAMBIO?

Cuando abandonamos el rol que ASUMIMOS para vivir la película de nuestra vida. Vamos dejando unos y tomamos otros, hasta despojarnos de todos.
Las vivencias, la educación, la creencia, la idea que tengo de mí… hacen crear un rol de vida. El protector, el quejica, el optimista, el chistoso, el samaritano, el victimista, el sumiso, el salvador, el controlador, el pesimista, el temeroso, el líder, etc. Adoptamos roles y asumimos su función para vivir, para dar sentido a mi existencia. Sin embargo, el único que necesita tener una definición para existir es el propio ego.

El hecho de asumir roles nos da la maravillosa posición de poder experimentar la vida desde distintas perspectivas, nos abre un camino de aprendizaje y conocimiento para ver la vida. Es como si aprendiéramos a conocer qué es una manzana usando los ojos propios, y los de mi madre, y los de mi hermano, y los de mi compañera de trabajo, y los de mi pareja, y los de un extranjero, etc.

Podemos ver cómo dentro de la sociedad, cada persona asume que tiene una característica que la destaca por encima de todas las demás que tiene, y ésta es la que se atribuye, y en otras muchas ocasiones le atribuyen… buscando el sentido de su presencia en el lugar que está. Aunque sea televisivo y nada más lejos de la realidad, voy a tomar el ejemplo de una serie de televisión que puede representar muy bien esto: The Big Bang Theory.
Un grupo de amigos donde cada cual tiene muy marcadas ciertos rasgos o características, cada cual con su rol de vida que cuando les asalta un problema o situación, que afecta al grupo entero, cada uno lo vive e interpreta acorde con sus rasgos (acorde con su rol de vida), siendo la misma situación para todos pero vista de distintas perspectivas (distintos ojos).

La vida es la misma para todos, pero asumimos distintos roles de vida para experimentarla. Esto es maravilloso si tomamos conciencia de ello y no caemos en creer que somos “eso”, porque “eso” será el ego.

Por eso, una persona puede ser un ángel o un demonio. Y esa es la realidad. Uno decide su rol, siendo cosa del ego el creerte ese papel. Por encima de ello no tenemos ningún rol establecido o determinado; solo se experimenta la vida a través de esos “papeles” que te hacen conocer más lo que es la existencia. Somos, más allá de todo, sin definición, y por eso podemos ser todo (cualquier cosa) en cualquier momento. Es elegir lo que se crea mejor o se sienta mejor para ser en la ocasión presente, sin olvidar que son unas “gafas” por las que vemos dicha situación y cuando queramos podemos cambiar de “gafas”.

Igual que cuando quieres identificarte con los vestidos que te pones, y te pruebas uno y otro y otro y otro… unos te gustan para una ocasión, otros, para otra. Algunos no te gustan como te quedan y ELIGES otro… hasta que sientes creer que ese vestido es el tuyo, el que te identifica acorde con tu personalidad. Y te das cuenta que tú no eres el vestido que te pones o te ponen o te hacen poner.
Tú eres tú, sin vestidos. Físicamente, ¿habéis experimentado la sensación de estar un tiempo desnudo? En casa, en playas nudistas, en la casa del campo… ¿no es extraña esa sensación de libertad y descanso? Porque día a día acabamos identificando nuestro físico con la tendencia o moda del momento o con el estilo propio que no deja de ser algo ajeno a mi cuerpo; y cuando el cuerpo se despoja de ello, se siente libertad.

Hemos estado siendo educados a relacionarnos a través de “vestidos” o «máscaras», y cuando nos los quitamos todo sentimos esa pequeña sensación de libertad y descanso, pero a la vez de vulnerabilidad y desprotección, porque estamos acostumbrados a identificarnos y relacionarnos con la idea o el rol que asumimos y no con el ser que somos.

Así es con el cambio. Los roles que asumimos para definirnos, vivir y dar sentido a nuestra existencia. Cuando abandonamos esa necesidad de dar sentido y definición podremos ver el TODO que somos; cuando vamos dejando esos roles (uno tras otro) va SURGIENDO EL CAMBIO. Y entender que puedo ser cualquier forma en cualquier momento, solo es una elección o decisión para ese momento.

David Padial Z.

Comparte en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>