¿Qué hago? ¿Qué puedo hacer por ti?

¿Qué hago? ¿Qué puedo hacer por ti?

1) ¿Te juzgas por tener una emoción que no deberías tener? ¿Te pesa el sentir lo que sientes porque es algo no aceptado o no permitido?
Aprender a entender, valorar y disfrutar las emociones sentidas. Hay emociones que nos resultan agradables y otras desagradables; no es cuestión de juzgar lo que sentimos, sino primero entender y luego cribar si esa emoción nos permite tener una vida tranquila y compatible con la propia vida en sí… Para actuar sobre una emoción, primero hay que entenderla. Por eso puedo ayudarte a entender tus emociones. 

 

2) ¿Ves la realidad como ES o como QUIERES VERLA?
Enseñar a tomar conciencia de la realidad. La realidad ES, en base a los sentimientos y emociones que nos produce experimentarla, así la “VEMOS”, y el verla con “nuestra emoción” provoca que la emoción domine nuestra acción, dando lugar a situaciones que no queremos, provocando en nuestro interior un choque en cadena de sensaciones sin control. Por eso puedo ayudarte a tomar conciencia de la realidad.

 

3) ¿Eres consciente de que nos auto-engañamos más de lo que creemos? ¿Sabes que la mayor parte del tiempo creemos lo que vivimos en vez de vivir plena y agradablemente?
Cambiar una emoción con un cambio de visión. La situación es la misma, pero podemos verla desde distintas perspectivas; para adoptar una postura lo más objetiva posible y, desde ahí, tomar la decisión más agradable y aceptable para vivirla. Cambiando nuestro punto de vista, cambiamos el mundo. Por eso puedo ayudarte a verlas de otra forma.

 

4) ¿Tomas tú tus decisiones o son tus emociones quién toman esas decisiones? ¿Actúas de forma “explosiva” o precipitada dejándote llevar por la emoción del momento?
Enseñar a tomar conciencia de la emoción que domina el acto, decisión o impulso. Muchas veces la decisión es provocada por una emoción interna que nos suscita una situación. Cuanto más se alarga la situación o más intensa es la emoción, menos vemos el estado en el que nos encontramos, y menos control tenemos sobre nuestros actos, dando lugar a consecuencias que agravan el malestar que tenemos, perdiendo el centro de nuestra tranquilidad o bienestar emocional. Por eso puedo ayudarte a tomar conciencia de tus decisiones.

 

5) ¿No sabes qué hacer con “eso” que sientes? ¿No sabes cómo gestionar tus emociones o alguna en concreto? ¿Quieres saber cómo expresar lo que sientes?
Aprender a exteriorizar y canalizar emociones. A menudo nos encontramos con “algo” dentro nuestra que nos quita la calma y la tranquilidad, y muchas veces desconocemos cómo y/o qué hacer con “eso”. Puedo ayudarte a saber cómo desprenderse de “eso” que desagrada o quita la tranquilidad a través de técnicas de canalización o exteriorización CONSCIENTE y CONTROLADA. 

 

6) ¿Quién es responsable de lo que siento?
Responsabilidad emocional: lo que siento, lo proyecto. ¿Dónde empieza y dónde acaba mi responsabilidad? Lo que siento me lo provoca mi forma de ver la situación. Y lo que siento, inconscientemente, se proyecta porque hay una “necesidad oculta” de que el otro sienta lo que yo. Lo que siento, es lo que soy (en ese momento). Puedo ayudarte a ver esa línea. 

 

7) Puedo ayudarte a alcanzar el bienestar emocional que buscas y no logras encontrar. Puedo ayudarte a conseguir ese cambio. 

 

8) ¿Hay algo más en lo que te pueda ayudar? Si dudas, pregúntame.